¿Vergüenza de qué?

¿Vergüenza de qué?

¿Vergüenza de qué? 1690 1109 Manel y Marina

Te estás preparando, has visto que hay gente que lo practica y por fin te has decidido y vas a asistir a tu primera clase de Qi-Gong.

No sabes bien que te espera. Tienes muchas imágenes en tu cabeza de ancianos en el parque o mujeres con ropa de kung-fu haciendo posturas más o menos armónicas en la playa bajo el sol de cualquier atardecer y eso nos hace tener unas ideas un poco ambiguas de lo que vamos a encontrar. Hay multitud de cosas que rodean el Qi-Gong, filosofía, meditación, tradición oriental, parecen ser las cosas que nos vamos a encontrar, pero algo más habrá cuando mueve a millones de practicantes por todo el mundo.

En las siguientes líneas miraré de explicar las cosas que generalmente no sabes de la práctica de Qi-Gong.

Para empezar, esto cansa, no es un deporte aunque se practique en gimnasios, pero si trabajas físicamente y puedes tener agujetas al día siguiente, sobre todo en las piernas. Todas o casi todas las posturas se realizan con una ligera flexión en las piernas y esto te exigirá un poco de ti, tienes que trabajar siempre sin acomodarte en el nivel de confort. Nadie dijo que fuera fácil…

Entrenamos tanto la cabeza como el cuerpo, hay que estar concentrado y atento a lo que estamos haciendo. Aprenderás muchos movimientos que son simples mecánicamente, pero no son sencillos de ejecutar, tienes que estar atento a lo que haces y no distraerse con lo que tienes a tu alrededor. La concentración en el presente es fundamental y por desgracia no estamos acostumbrados a ella. ¿Es todo un reto, verdad?

Empezar es lento, todo entrenamiento es una novedad, tendremos que movernos de maneras que no estamos acostumbrados, relajar cosas que ni imaginábamos que teníamos y usar músculos que ni siquiera conocemos aunque están en nuestro cuerpo. Lo bueno es que cuando comprendes un par de conceptos básicos, todo sigue la misma mecánica. Ten un poco de paciencia y veras los resultados más rápido de lo que imaginas.

Cierto es que no tenemos que disfrazarnos y vivir un carnaval continuo, no tenemos que vestirnos de chinos para poder practicar Qi-Gong. Basta con llevar una ropa cómoda y holgada y unas deportivas…

Es cierto que en la práctica del Qi-Gong puede parecer que estamos haciendo posturitas raras, pero todo tiene su porque. Todos los movimientos se hacen de una manera y con una finalidad, tienen que ser grandes y extendidos al aprenderlos para poder entenderlos bien. El trabajo que se realiza es muy variado calentamientos, ejercicios técnicos, respiración, concentración y el tiempo vuela, tienes la sensación de que quieres más.

Una de las características de la práctica del Qi-Gong es que tanto los movimientos como la respiración deben ser suaves, moderados y lentos. Debemos mover el cuerpo con suavidad y gracia, sin rigidez mientras que la respiración debe ser profunda, fina, equilibrada y larga, con la mente relajada, tranquila y consciente.

Gracias a esta baja intensidad el Qi-Gong lo podremos practicar durante toda la vida.

Hacer ejercicio en la naturaleza fortalece el sistema inmunitario, como si fuera una vacuna. Al practicar Qi-Gong al aire libre ayudas a mejorar el sistema circulatorio oxigenando más la sangre y estimulando la energía del cuerpo. El aire fresco y los cambios de temperatura refuerzan estos efectos positivos.

Al practicar Qi-Gong además de ponerte en forma, ayuda encontrar la relajación y el equilibrio interno necesario para reducir el estrés y mantener la salud física, mental y emocional en perfecto estado.

Disfruta y vive lo que haces, es tu tiempo y tu espacio. Por eso… ¿Vergüenza de qué?

Compartir en:

Déjanos tus datos

Tu nombre *

Tu correo electronico *

Tu telefono *

¿Quieres que te llamemos?

Contacta con nosotros

Agradecimientos.
Anna Ma. Martínez  – Tel.678.450.322  Fotografía

Dirección:
Av. Francesc Macia 165  08800 Vilanova i la Geltru (Barcelona)
Tel: 646.024.189
E-mail: info@manelmarina.es

Todos los derechos reservados ® ManelYMarina 2019

Tu nombre *

Tu correo electronico *

Tu telefono *