Coaching&Mentoring

RESPIRAR ES VIVIR

RESPIRAR ES VIVIR 150 150 Manel y Marina

 La respiración no solo es imprescindible para la vida, sino que es el pilar que sustenta nuestras emociones. Según respiremos sentiremos la emoción con una intensidad u otra. Si respiramos de forma rápida y agitada, posiblemente nos aparecerá angustia, ansiedad o incluso enfado. Si respiras de forma pausada centrándote en expulsar mas aire del que entra por tus fosas nasales,estarás mas tranquilo y canalizaras esas emociones de una forma pausada.

Si aprendemos a respirar, aprenderemos también a gestionar nuestras emociones. La respiración nos cambia según la emoción que predomine en nuestra mente.

Con miedo es mucho mas difícil respirar, nos falta el aire, tenemos sensaciones de ahogo y mucha ansiedad, la respiración es mucho mas rápida y superflua, eso provoca que no llegue suficiente oxigeno al cerebro.

Con la tristeza, la respiración es mucho más lenta, más profunda. Por eso vemos que en muchos estados de depresión aparecen suspiros con mucha frecuencia.

Con el estrés la respiración se vuelve mas entrecortada. La ira es una de las emociones que más daño nos puede hacer, es importante que aprendamos a controlarla. A tr

avés de la respiración lo podemos conseguir.

Cuando la respiración cambia se alteran todos los ritmos vitales de nuestro cuerpo. Con la respiración evitaremos una sobrecarga emocional que podría dañar nuestro organismo. 

Al saber controlar la respiración tomas conciencia de tu ser, proteges tu cuerpo y tu mente. Proteges tu vida.

RESPIRACIÓN PROFUNDA.

Respirar de manera profunda nos ayudara en aquellos momentos en que necesitemos calmarnos y trabajar nuestras emociones:

  • Sentarse cómodamente, colocar la mano izquierda sobre el abdomen y la derecha sobre la izquierda.
  • Imaginar una bolsa vacía dentro del abdomen, debajo de donde apoyan las manos.
  • Comenzar a respirar y notar cómo se va llenando de aire la bolsa y cómo la onda asciende hasta los hombros. Inspirar durante 3-5 segundos.
  • Mantener la respiración. Repetirse interiormente “mi cuerpo está relajado”
  • Exhalar el aire despacio, al mismo tiempo que uno mismo se da indicaciones sugestiones de relajación                                                                                                                                        

Cuanto más practiques tu respiración más fácil sera que puedas gestionar tus emociones cada vez que nos sobrepasen. Nuestro equilibrio emocional está directamente en como gestiones y uses  tus emociones. De ti depende.

LA IMPORTANCIA DE RESPIRAR Tu fuerza interna

LA IMPORTANCIA DE RESPIRAR Tu fuerza interna 150 150 Manel y Marina

 La respiración permite que el aire entre y salga de nuestro cuerpo a lo largo de toda la vida, de hecho, es la respiración quien te da la vida, está siempre con nosotros, en todos los momentos, tanto en los más  felices como en los más tristes. Es lo que da impulso a todo lo que hacemos y experimentamos. Todos sabemos que es esencial para vivir, pero ¿Nos hemos parado alguna vez a pensar lo importante que es cada inhalación? Somos capaces de ver cómo influye la respiración en nuestra salud y en nuestra lucidez mental

Nuestra fuerza vital hace que tomemos aire de forma automática, sin ser conscientes de cómo lo hacemos, no tenemos que pensar nunca que tenemos que respirar, y para respirar, hacerlo de cualquier manera no vale…

Las técnicas de respiración nos hacen saber que esta función es mucho más que un proceso físico, nos enseñan a respirar de una manera voluntaria y consciente. Respirar bien es placentero, nos alivia la ansiedad, nos permite vivir mejor y nos ayuda a ser más felices.

El control de la respiración es una de las maneras más eficaces de influir en nuestro estado físico, mental y emocional. Con la respiración conectamos cuerpo y mente.

La práctica de la respiración profunda estimula el sistema nervioso parasimpático, que es el responsable de la  actividad involuntaria de nuestro organismo. La práctica de una respiración poco profunda, estimula el sistema simpático, que nos prepara para la acción. Activando el estrés.

Aprender técnicas de control de respiración nos puede ayudar a gestionar nuestras emociones de la manera más adecuada. La respiración cambia según la emoción que predomine en nosotros. Al cambiar su funcionamiento regular, se alteran también todos los ritmos vitales de nuestro organismo.

TÉCNICAS DE RESPIRACIÓN:

RESPIRACIÓN DE FUEGO.

Es una increíble herramienta contra la ansiedad, los nervios, la preocupación, el miedo, el dolor, la tristeza…

  • Estabiliza y fortalece el sistema nervioso
  • Recupera el control del estrés
  • Estimula el plexo solar y permite el libre flujo de energía
  • Produce un ritmo alfa extensivo en el cerebro
  • Masajea órganos internos
  • Incrementa la capacidad pulmonar   Como hacerlo:

Inhalamos y exhalamos muy rápidamente por la nariz, sin pausas. En la exhalación contraemos el ombligo y metemos el abdomen dentro empujando el diafragma y sacándolo en la inhalación. Hay que respirar muy rápido 2 o 3 veces por segundo, y muy fuerte. Si hay gente cerca nos tiene que oír. Con la práctica podemos conseguiremos efectuar de 120 a 180 series por minuto.

Hay que tener paciencia y aprender, no esperes hacerlo perfecto la primera vez. Empieza a practicar la respiración de fuego en cortos periodos de tiempo, 30 segundos, alternando con una respiración larga y profunda, durante 3 minutos, para ir poco a poco subiendo la intensidad y el tiempo.

RESPIRACIÓN NASAL ALTERNA.

Es muy fácil de aprender, y tiene muchos beneficios para nuestra salud. Como sugiere el nombre este ejercicio de respiración implica alternar la fosa nasal que utilizamos para respirar bloqueando la opuesta.

La fosa nasal derecha está conectada con la parte simpática del cerebro, (hemisferio izquierdo), la fosa nasal izquierda está directamente conectada a la parte parasimpática del cerebro (hemisferio derecho). De acuerdo con esto, respirando con la fosa nasal derecha creamos un canal interno de energía en el sistema cuerpo-mente y respirando por la fosa nasal izquierda, nos relajaremos y calmaremos. Respirar alternativamente por las fosas nasales produce un desplazamiento de un hemisferio a otro y de esta manera conseguiremos una gran relajación, en buen estado anímico, claridad calma y concentración.

Es muy efectivo cuando estamos sometidos a estrés por su gran capacidad de desbloqueo mental.

Beneficios del ejercicio:

  • Estabiliza y concentra la mente
  • Purifica los senos frontales
  • Equilibra los hemisferios cerebrales
  • Despeja los canales energéticos
  • Favorece el flujo de energías
  • Armoniza los elementos orgánicos
  • Pacifica el sistema emocional
  • Favorece el control sobre el sistema nervioso
  • Estimula el proceso digestivo
  • Estabiliza la función cardíaca
  • Purifica las vías respiratorias

Como hacerlo:

Sentado, mantenemos la espina dorsal recta y los hombros bajos.

Con el pulgar derecho cierra la fosa nasal derecha.

Inhala a través de la fosa nasal izquierda. Cierra la fosa nasal izquierda con el dedo meñique de la misma mano y exhala todo el aire a través de la fosa nasal derecha.

Inhala a través de la fosa nasal derecha (fácil, inhala a través de la fosa nasal que has exhalado). Ciérrala con el pulgar derecho. Exhala a través de la fosa nasal izquierda. Inhala a través de la fosa nasal izquierda y continua por 2 o 3 minutos como mínimo.

Repite lo mismo empezando por el lado izquierdo.

La respiración es energía, es fuerza vital, es vigor físico y mental. Si respiras mejor, vives mejor. La respiración es la fuente más poderosa de vitalidad que tenemos, por eso tenemos que aprender a respirar y  ser conscientes de cómo lo hacemos.

Utilizando técnicas de respiración podrás controlar las cargas emocionales que pueden dañar nuestro organismo evitando conflictos internos innecesarios. Toma conciencia de como respiras, protegerás tu salud física, mental y emocional. Usa tu poder interno para vivir mejor…RESPIRA.!!!

Si este artículo te ha parecido valioso te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales de abajo. Con ese simple gesto me estarás ayudando a seguir adelante con el blog. ¡Muchas gracias!

DEFINIR OBJETIVOS.

DEFINIR OBJETIVOS. 150 150 Manel y Marina

Cuando tomamos la decisión de reinventarnos se nos plantea una situación nueva y anómala, tenemos que tomar decisiones y eso implica que cuanta mas información tengamos, mas fácil sera el planteamiento.

Existen varios métodos para determinar los objetivos, derivados de la estrategia empresarial, como el  SMART, es el método META ( Medible, Especifico, Temporal y Alcanzable).

Lo primero que tenemos que hacer es definir nuestros objetivos y para ello vamos a analizar cada una de estas claves:

  1. Nuestro objetivo tiene que ser MEDIBLE, tenemos que poder medir el nivel de nuestro desempeño, se ha de tener una medida de control para poder determinar si estamos alcanzando los objetivos. Lo que no es medible no se puede mejorar.
  2. Un objetivo ESPECÍFICO quiere decir que ha de quedar muy claro y muy concreto.
  3. Tiene que ser TEMPORAL, tenemos una fecha de inicio y una de final. Sabemos cuándo empezamos y cuando acabamos.
  4. Un objetivo tiene que ser ALCANZABLE y realista. El sentido común debe estar muy presente. Tenemos que asegurarnos que el resultado que se obtendrá cumpliendo con el objetivo es el que queremos.

No es lo mismo proponerse hacer ejercicio para poder adelgazar, que salir cada día a correr 5 Km para adelgazar 3 Kg en un mes.

Donde va el enfoque va la energía. Una vez decididos cuales son nuestros objetivos, tenemos que valorar como los conseguimos. Existe una técnica empresarial que nos servirá para este propósito. Se trata de realizar un análisis  DAFO/CAME.

Que es un análisis DAFO?

El nombre surge de los cuatro apartados a analizar, existen dos características internas (DEBILIDADES Y FORTALEZAS) y dos de externas (AMENAZAS Y OPORTUNIDADES).

D= DEBILIDADES. Característica interna. Tenemos que ser conscientes de cuales son nuestras debilidades internas, hacer un listado de ellas y en que nos pueden afectar para conseguir nuestro objetivo. ( Miedo, inseguridad, ansiedad, …)

A= AMENAZAS. Característica externa. Son aquellas situaciones negativas que no podemos controlar y nos desestabilizan. Entorno negativo. ( Amigos, familia,…)

F= FORTALEZAS. Característica interna. La base para lograr nuestros objetivos son nuestras fortalezas, más de una vez tendremos que tirar de ellas. (Optimismo, perseverancia, creatividad,…)

O= OPORTUNIDADES. Característica externa. la ayuda exterior siempre es bien recibida. Saber aprovechar los recursos que están a nuestro alcance.

Después  de establecer y definir los objetivos con META y saber cuál es nuestra situación actual para afrontar los objetivos  con el análisis DAFO, vamos a definir las acciones a partir del mismos con un análisis CAME.

Que es un análisis CAME?

El nombre CAME viene de las iniciales (CORREGIR, AFRONTAR, MANTENER Y EXPLORAR). El análisis CAME nos ayudara a definir las lineas estratégicas de acción con el mayor numero de elementos de juicio.

CORREGIR LAS DEBILIDADES: Hacer que desaparezcan las debilidades. Transformándolas en fortalezas. hay que superar el miedo para que deje de afectarnos negativamente.

AFRONTAR LAS AMENAZAS: Evitar que las amenazas se conviertan en debilidades. Debemos tomar medidas para responder a cada una de ellas. ( Controlar el riesgo, reducir su impacto, actuar para que desaparezca…)

MANTENER LAS FORTALEZAS: El objetivo es mantener nuestros puntos fuertes y fortalecerlos para que sigan siendo un pilar en nosotros.

EXPLORAR/EXPLOTAR LAS OPORTUNIDADES: Crear estrategias y planificar acciones para convertir las oportunidades en futuras fortalezas.

Ahora es cuestión de actuar. con los resultados delante, tenemos que elegir las acciones que mejor se adapten a nuestra estrategia para conseguir los objetivos que queremos.

Si este artículo te ha parecido valioso te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales de abajo. Con ese simple gesto me estarás ayudando a seguir adelante con el blog. ¡Muchas gracias!

DONDE VA TU ENFOQUE VA TU ENERGÍA La decisión es tuya, solo depende de ti.

DONDE VA TU ENFOQUE VA TU ENERGÍA La decisión es tuya, solo depende de ti. 150 150 Manel y Marina

Cuantas veces te has preguntado por que todo te sale mal.  Que haces que solo atraes cosas malas. ¿Porque todo te pasa a ti? Pensamos que nuestro estado emocional y mental es algo que depende de las circunstancias más que de nosotros mismos, pero la realidad no es esta.

Sabemos que nuestros pensamientos son energía y en consecuencia lo que transmitimos  a los demás también lo es. Si nos enfocamos en creencias erróneas producto de pensamientos negativos, esa misma será nuestra realidad.

Todo lo que generamos en nuestra vida es porque antes le hemos dedicado nuestra atención y energía. Porque a cualquier cosa que le prestemos atención crecerá con mucha más fuerza en nuestra vida. La fuerza del enfoque hace que vaya nuestra energía y al fluir esta hacia algo, sea lo que sea, esto crece.

Nuestra mente consciente es limitada y más si la comparamos con nuestra mente inconsciente. A penas somos capaces de procesar unos pocos datos a la vez. Así que cada vez que nos enfocamos en algo, un pensamiento, una idea, una persona, una circunstancia o cualquier otra cosa, estamos eliminado todo lo demás. Es como si nuestra mente consciente fuera como un telescopio apuntando al cielo. Miramos a través de él y observamos grandes cosas. Pero lo que vemos en realidad apenas es una ínfima porción del universo sobre nosotros.

Ahora para darnos cuenta de esto, vamos hacer el siguiente ejercicio:

Mirad a vuestro alrededor durante unos segundos y fijaos bien en todas las cosas azules que veis. (Hacerlo por favor)

¿Lo habéis hecho?  Perfecto…

Ahora tenéis que cerrar los ojos y recordar cuantas cosas blancas visteis. (Hacerlo por favor)

Seguramente recordaras 1 o 2 cosas…

Ahora volver a mirar a vuestro alrededor y ver cuantas cosas blancas hay. Seguramente muchas más que 1 o 2…

¿Dónde estaban, surgieron de repente o siempre estuvieron ahí? Siempre estuvieron ahí claro, pero no las vimos y eso paso porque no estábamos enfocados en ellas.

En la vida nos pasa igual, es imposible que veamos lo bueno si nuestro enfoque esta en lo contrario. No podemos ver todo lo que tenemos si nos enfocamos en lo que no tenemos.

Cambiando nuestro enfoque, cambiaremos nuestra vida. Tenemos que mantener nuestro enfoque en las oportunidades y en las soluciones, sin darle vueltas a las cosas problemáticas o negativas. Hay que poner nuestra energía en aquello que nos alegra y entusiasma, en aquello que saca lo mejor de nosotros. Centrar nuestra energía en lo que tenemos, no en lo que nos falta, prestar nuestra atención a lo que realmente queremos y no a lo que envidiamos.

Si nos enfocamos en las cosas que no nos gustan de nosotros, en lo que creemos que nos falta, nuestra autoestima bajara.


Si por el contrario prestamos más atención a lo que hacemos bien, a lo que nos gusta, en lo que hemos conseguido y en lo que hemos triunfado,nuestra autoestima será alta.

Somos nosotros quienes decimos a que le prestamos a más atención, en que nos enfocamos y donde dirigimos nuestra energía.

La mejor manera de cambiar nuestro enfoque es cambiar las preguntas que en cada situación nos hacemos, porque nuestras preguntas habituales traen consigo nuestras respuestas habituales, el mismo enfoque habitual de siempre, la misma decisión, la misma acción  y el resultado habitual. Es decir lo habitual…lo mismo de siempre.

Nuestro enfoque no viene dado por las preguntas que nos hacemos, sino también por las que evitamos hacernos, justamente son esas preguntas las que provocaran respuestas diferentes.

Las preguntas que nos hagamos, dirigirán nuestra atención y marcaran nuestro enfoque. Que crees que es mejor, preguntarse:

¿Qué ganare si lo hago? ¿Cuál es la oportunidad?

O

¿Qué perderé? ¿Cuál es el riesgo?

La decisión es tuya. Solo depende de ti.

Si este artículo te ha parecido valioso te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales de abajo. Con ese simple gesto me estarás ayudando a seguir adelante con el blog. ¡Muchas gracias!

GESTIÓN DE LAS EMOCIONES

GESTIÓN DE LAS EMOCIONES 150 150 Manel y Marina

Toda emoción lleva siempre un mensaje implícito que tenemos que saber entender, por eso es importante no luchar contra ellas, nos son muy útiles. Si las sabemos canalizar, nos ayudaran a manejar los problemas surgidos y mejorar. Dependiendo de cada situación experimentaremos una emoción u otra.

Tenemos que dejar que las situaciones, acontecimientos  o circunstancias nos influyan pero no nos dominen. Nada nos hace sentir mas humanos que las emociones que experimentamos. Hay que saber que trabajar y gestionar las emociones no significa reprimirlas. Tenemos que habituarnos a reflexionar sobre lo que sentimos y ser coherentes con nuestras conclusiones.

Para poder trabajar y potenciar las emociones, tenemos que estar preparados para poder sentir toda clase d

e emociones. Observar nuestras reacciones emocionales en las situaciones que experimentamos diariamente, Prestar atención a las manifestaciones físicas que experimente tu cuerpo con las emociones, tenemos que escucharlas. Pero no juzgarlas. Todas las emociones son una pieza de información muy útil que están conectadas con algún acontecimiento en tu mundo personal.

Se abierto y agradable y observa el efecto que tienes sobre los demás. 

Cada emoción va ligada a unas sensaciones físicas en nuestro cuerpo, que nos  grita cuando no las escuchamos transformándose  en dolor y  sufrimiento. Y así nos lo hacen saber.

  • Miedo: Dolor de estomago, tensión corporal, el corazón se acelera, sudores, presión en el pecho, cambios de apetito, insomnio …
  • Enfado: Tensión corporal, aceleración de la respiración. tensión de la mandíbula, subida de la  temperatura corporal, dolores de cabeza…
  • Tristeza: A nivel físico se expresa con lagrimas, sollozos, presión en el  pecho, respiración entrecortada, poco apetito…

Las emociones positivas pueden potenciar nuestra salud del mismo modo que las negativas pueden debilitaras.Nuestro sistema nervioso central y nuestro sistema inmunológico  están comunicados directamente. Por lo tanto las emociones y el cuerpo están conectados  e interactuan  juntos, no se pueden separar.

Experimentar emociones positivas provocara tener una menor tensión arterial y tener un sistema inmunológico mas fuerte.  La diversión es una emoción asociada al placer, es por lo tanto un poderoso relajante natural. La alegría es quizás una de las emociones mas rápidas.

«Si exagerásemos nuestras alegrías, como hacemos con nuestras penas, nuestros problemas perderían importancia»

                                                                                                             – Anatole France-

DESHAZTE DE LA CULPA Y VIVE La culpa te impide llevar una vida única.

DESHAZTE DE LA CULPA Y VIVE La culpa te impide llevar una vida única. 150 150 Manel y Marina

La culpa es una emoción que te impide avanzar. El sentimiento de culpabilidad te impide disfrutar plenamente de tu vida, te priva de vivir nuevas experiencias, de tomar nuevas decisiones, asumir retos por «algo que hicimos o que no y se asumía que deberíamos hacer o no hacer». Esa creencia genera sentimientos como la tristeza, el remordimiento, el lamento, la angustia, la impotencia y la frustración.

Este sentimiento es uno de los mayores problemas que invaden nuestra vida. «Todo esto es por mi culpa. Soy el culpable», este tipo de frases que muchas veces nos repetimos, son frases con unas connotaciones negativas que nublan nuestra capacidad de razonar, porque la emoción que produce en nosotros es muy intensa, bloqueando nuestros recursos y fortalezas para afrontar la situación de una manera exitosa y pensando que somos merecedores de todo lo que nos esta sucediendo. La culpa hace que tengamos una visión limitada de nosotros mismos y del mundo.

Lo cierto es que nos hace conscientes de que algo hemos hecho mal y facilita el intento de repararlo. La culpa nos brinda una valiosa información sobre las consecuencias de nuestras acciones. Nos marca limites, es una guía moral que nos indica el camino a seguir. Nos hace salir de nuestra zona de confort y pedir disculpas. O al menos intentarlo.

Cada persona vive la culpa a su manera, y lo que una persona le puede generar un tremendo sentimiento de culpabilidad a otras apenas puede afectarle.

Nuestra educación, nuestra cultura, nuestra creencia y nuestros valores. Son lo que determinan cuando y en que persona que somos y la que pensamos que debemos ser. Los efectos de la culpa son interminables. Es como si lleváramos un juez interno que nos murmurara al oído sus acusaciones cada vez que nos apartamos del modelo. Si nos observáramos a nosotros nos daríamos cuenta que ese juez interno nos guía por el buen camino.

Aceptar que somos quienes somos, es un requisito fundamental para que la culpa no nos invada. Eso no quiere decir que no podamos cambiar y mejorar o que no podamos crecer como personas, pero seguro que no lo lograremos por el camino de la culpa y el reproche.

Liberarnos de ella pasa por aprender a aceptarnos tal y como somos. Y eso por permitirnos nuestra ración de limitaciones defectos y errores Solo cuando somos capaces de aceptar y perdonar lo menos brillante de nosotros mismos podemos reconectar con nuestro bienestar. Al fin y al cabo perdonar significa aceptar que no somos perfectos, que estamos aprendiendo de la vida y que el mayor error que podemos cometer es no aprender de nuestros errores. Así podemos dejar de vivir sintiéndonos culpables para empezar a vivir siendo responsables.

Somos responsables, no culpables de la interpretación que hacemos de nuestra vida, nuestras acciones y nuestras palabras.

Vive la vida según tu código moral, lo que tú crees que es bueno y correcto. Defiende tus creencias, deseos y necesidades, sin dejarte influenciar por lo que piensan, desean o necesitan los demás.

Decide ser protagonista en lugar de víctima, deja de perder el tiempo culpándote y enfoca tu energía en vivir «tu» vida como «tu» quieres vivirla porque es única.

Si este artículo te ha parecido valioso te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales de abajo. Con ese simple gesto me estarás ayudando a seguir adelante con el blog. ¡Muchas gracias!

TODA DECISIÓN ES EMOCIONAL Somos dueños de nuestros actos y responsables de nuestras decisiones.

TODA DECISIÓN ES EMOCIONAL Somos dueños de nuestros actos y responsables de nuestras decisiones. 150 150 Manel y Marina

Detrás de nuestras decisiones se ven reflejadas nuestras emociones. Hay una carga emocional cuando decidimos, que influirá o falseara lo que creemos que es una elección libre, racional y meditada.

La emoción cumple una importante labor en la toma de decisiones.  Aunque pensemos que las emociones quitan racionalidad, son todo lo contrario, son protectoras y están a nuestro servicio dándonos ventaja cunado las tomamos. Cuando nos enfrentamos a un resultado muy incierto o desconocido, confiar en tu intuición y en las emociones es la mejor estrategia.

Nosotros como seres humanos, somos una combinación de percepciones, emociones, sentimientos y pensamientos que tenemos. Estos elementos forman una unidad, y esa unidad da como resultado lo que somos y como actuamos.

La principal emoción que aparece al tomar una decisión es el miedo a equivocarnos.

  • Pesamos que equivocarnos es un fracaso, cuyas consecuencias podrían ser catastróficas.
  • Creemos que al tomar la decisión, no estaremos a la altura de lo que se espera de nosotros.
  • No saber que pensaran de nosotros si no tomamos la decisión correcta.
  • Miedo a vernos expuestos ante los demás, notando que así somos más vulnerables.

Es muy importante ser conscientes de que una decisión siempre se verá afectada por factores que pueden escapar a nuestro control. 

Tomar decisiones no es un proceso innato en nosotros. En ello participan nuestros pensamientos, emociones, experiencias, creencias, cultura y educación. Lo que tenemos que saber e interiorizar es que no hay decisión «inequívoca» o «perfecta» y que al igual que otras habilidades, nuestra capacidad de tomarlas viene dada por un aprendizaje, y eso nos hará más coherentes y objetivos en la toma de las mismas.

«No somos mas que nuestras propias decisiones». Todas y todos tenemos derecho a tomarlas, hacernos responsables de ellas y también… a equivocarnos.

En teoría, las emociones no son determinantes, pero si pueden ser muy decisivas. Son características del ser humano y vienen inmersas en nuestro juicios y deliberaciones en la vida. No hay que negarlas, pero si identificarlas y aprender a canalizarlas para nuestro propio bien.

El poder de las emociones viene dado por lo impreciso de su origen y su desarrollo. Forman parte de nosotros, de nuestro ser, de una zona que resulta difusa e incomprensible. Sin embargo lo que surge de cada emoción son nuestros instintos de conservación, defensa, ataque y de vida.

¿Cuantas veces te has arrepentido de tomar decisiones en determinado estado emocional? Seguramente te habrás dado cuenta de que estas mas predispuesto a correr riesgos cuando te sientes feliz, mientras que la tristeza te provoca todo lo contrario. Tomar decisiones cuando estamos enfadados no suele dar buenos resultados, ni tampoco si se toman con euforia.

Al hacerlo con sentimientos positivos hacia algo, puede provocar que infravalores los riesgos y sobrestimes los beneficios, por el contrario si tus sentimientos hacia una actividad son negativos seremos más propensos a sobrestimar los riesgos como altos e infravalorar los beneficios.

Tanto a la hora de tomar decisiones como a la hora de valorar posibles consecuencias, nuestras emociones jugaran un papel determinante. Saber o intuir como nos hará sentir una determinada decisión nos ayudara a valorar si debemos o no tomarla.

Cada acción conlleva una reacción. Con nuestros comportamientos pasa lo mismo, cada acto comporta siempre una consecuencia. Al ser los dueños de nuestros actos somos también los responsables de las consecuencias que derivan de los mismos. A veces lo difícil de tomar una decisión es asumir los efectos futuros que pueden acarrear.

Conocer y gestionar adecuadamente nuestras emociones es esencial para poder tomar la mejor decisión en ese momento.

Si este artículo te ha parecido valioso te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales de abajo. Con ese simple gesto me estarás ayudando a seguir adelante con el blog. ¡Muchas gracias!

PLANTAR CARA AL MIEDO «Dejamos de temer aquello que empezamos a conocer»

PLANTAR CARA AL MIEDO «Dejamos de temer aquello que empezamos a conocer» 150 150 Manel y Marina

¿Cómo podemos plantar cara a nuestros miedos? Para empezar tenemos que aprender a equilibrar esta emoción, porque si no, puede llegar a manipular nuestra vida hasta el punto de bloquearnos e impedir que seamos capaces de decidir cómo queremos vivir.

Su principal función es alertarnos ante un peligro inminente, hacernos reaccionar de una u otra manera, gracias a él, podemos pensar más deprisa, correr o saber cómo actuar. Es una reacción natural e instintiva necesaria para poder sobrevivir.

Tenemos que distinguir y valorar si cuando aparece es un peligro real o una amenaza irreal que está solo en nuestra mente.Esto que pensamos que es fácil, puede resultar muy difícil de gestionar en muchas ocasiones, no es racional y tiende a paralizarnos.No todos sentimos el mismo miedo a las mismas cosas, ni actúa de la misma manera en cada uno de nosotros.

El miedo es temor a algo desconocido, el error es que queremos enfrentarnos a él sin conocerlo. Queremos eliminarlo o dominarlo sin saber nada de sus causas y sus consecuencias.Quizás la respuesta sea que tenemos que comprenderlo, saber por qué, de donde viene, que nos dice, como surge y así al comprenderlo, poder equilibrar esa emoción.

“Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro miedo más profundo es que somos inmensamente poderosos. Es nuestra luz y no la oscuridad, lo que más nos asusta. Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso y fabuloso? En realidad ¿quién eres tú para no serlo?”

-Nelson Mandela-

Tenemos miedo a ser quien somos, a ser felices y disfrutar, a ser brillantes, divertidos, triunfar en la vida y ser la mejor versión de nosotros mismos.El miedo a la crítica, al ridículo y al fracaso, la mayoría de veces nos paralizan e impiden que seamos esa mejor versión de nosotros.

 Tememos aquello que no conocemos, nuestra mente evita siempre enfrentarse a algo nuevo y desconocido. Cuando damos un suceso por vivido, con un desenlace que ya sabemos, así nuestra mente lo normaliza y le quita importancia.

Para enfrentarnos a él y comprender que nos dice, lo mejor que podemos hacer es empezar a conocernos a nosotros mismos.  Desde que nacemos, estamos viviendo y experimentando emociones, tanto agradables como desagradables, entre ellas el miedo.  Este guarda en su disco duro una información importante para nosotros, de todas aquellas situaciones malas que hemos pasado. Estas emociones quedan grabadas en nuestra mente subconsciente y por ello no somos conscientes de la información que tienen respecto a esas experiencias del pasado.

Evitar las situaciones que tememos para no volver a no pasarlo mal, no es una buena decisión. Eso hará que no aprendamos nada porque lo estamos evitando, nos estamos haciendo cada vez más vulnerables ante él.

Cada vez que nos enfrentamos a ellos, tenemos que aprender, descubrir algo de nosotros mismos, tenemos que conocer a través del miedo, el origen del mismo, lo que nos quiere decir e interpretar que hacemos cuando aparece.

Examinando en el disco duro de nuestra mente, descubriremos que tenemos habilidades y capacidades guardadas de las situaciones que hemos experimentado y que hacen que el miedo sea innecesario, contamos con estrategias suficientes para poder hacer frente a cada situación temida.

“Nada en la vida debe ser temido, solamente comprendido. Ahora es el momento de comprender más y temer menos”

-Marie Curie-

Todas las emociones nos ayudan a entender como somos y que sentimos, nos dicen que nos gusta y que nos desagrada, que nos perjudica y que nos hace sentir bien, y que situaciones nos recuerdan experiencias del pasado en las cuales lo superemos.

Conocernos a través del miedo es ser conscientes de lo que nos bloquea y limita. Reconocer nuestras capacidades,  permite que seamos capaces de dominar nuestros pensamientos, y equilibrar nuestros miedos.

Si este artículo te ha parecido valioso te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales de abajo. Con ese simple gesto me estarás ayudando a seguir adelante con el blog. ¡Muchas gracias!

CAUSA Y EFECTO «Eres descendiente de tu pasado y progenitor de tu futuro»

CAUSA Y EFECTO «Eres descendiente de tu pasado y progenitor de tu futuro» 150 150 Manel y Marina

El budismo afirma que las lecciones no aprendidas en esta vida deben ser re-experimentadas y superadas en la próxima. No voy a entrar en eso. Pero lo cierto es que en esta vida como no apruebes la lección, la vida misma se ocupa de volvértela a poner una y otra vez, hasta que tengas la lección bien aprendida y apruebes.

La ley causa efecto está en todas partes y la encontramos en cada estado, tanto emocional, sentimental o físico. Toda acción tiene su efecto. Todas nuestras acciones, físicas, verbales y mentales, dejan huella  y con el tiempo repercuten en  nosotros.

Somos responsables de lo que hacemos con nuestras vidas, de nuestros actos y las inevitables consecuencias. Nuestro destino está en nuestras manos, aunque muchos se nieguen a creerlo, es mucho más fácil responsabilizar a los demás de lo que nos pasa, que mirar de hacer lo que corresponde para mejorar nuestra vida.

Cada día producimos acciones que nuestro medio, y el mismo nos devuelve el efecto correspondiente, todo se produce por una razón, sepamos o no, cuál es.

Sabiendo eso, somos responsables de crear en nuestra vida lo que queremos, si deseamos ser felices debemos aprender a sembrar sus semillas. Una sonrisa por la mañana acompañada de unos “buenos días” genera en los demás la misma reacción.

Si no aprendemos de los efectos que producimos con nuestras acciones, la vida se encarga de que las repitamos una y otra vez, como un estudiante que no aprueba una asignatura. Si no aprendemos cometemos una y otra vez los mismos errores, (la misma acción, el mismo efecto) y somos incapaces de pasar de nivel.

El karma es una energía que se deriva de los actos que cometemos. Estos actos o acciones pueden ser buenas o malas y a su vez desencadenaran todo una serie de reacciones que al final nos repercutirán de una manera u otra.

Generalmente no pensamos en las consecuencias de nuestros actos. Nuestro día a día, nuestros hábitos  y nuestras rutinas tienen consecuencias para las personas que están a nuestro alrededor.

Ninguna acción está exenta de su reacción y está de su repercusión. Todo lo que hacemos cambia algo en este mundo, aunque muchas veces no seamos capaces de ver la consecuencia de nuestras acciones.

El karma nos dice en esencia que las fuerzas que pusimos en movimiento hace diez minutos o diez años volverán a nosotros. Simboliza la responsabilidad y el pago de nuestras acciones.

“¿Existe una máxima que debería ser la base de las acciones que uno toma a lo largo de su vida? Seguramente es la máxima de la compasión: no hagas a otros lo que no quieras que te hagan a ti”   

-Confucio-

Esta manera de pensar, nos hace un poco más sabios y un poco más humildes. Abre nuestra conciencia y nos hace personas más consecuentes con nuestros actos.

La vida es un proceso de cambio constante, y esto requiere que nos adaptemos. Todo tiene un principio y un final, las cosas que ayer estaban, mañana puede que no estén.

“Lo que eres es lo que has sido, lo que serás es lo que haces ahora. Si quieres conocer tu vida pasada, contempla tu estado presente, Si quieres conocer tu vida futura, contempla tus acciones presentes”

-Buda-

No podemos olvidar que cualquier acción que hagamos siempre tiene consecuencias, sobre nosotros mismos, como actores y responsables.

Pero podemos simplificarlo todo, sembrar y recoger, dar y recibir, es así de sencillo. Si lo que queremos es la felicidad, la paz, el amor, la amistad…entonces debemos ser felices, tranquilos, cariñosos y aprender a ser verdaderos amigos para los demás.

Si este artículo te ha parecido valioso te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales de abajo. Con ese simple gesto me estarás ayudando a seguir adelante con el blog. ¡Muchas gracias!

Motivación.

Motivación. 150 150 Manel y Marina

La motivación es el amor propio, la fuerza de voluntad. La motivación es lo que hace posible que nos pongamos en marcha y afrontemos cualquier obstáculo que encontremos buscando conseguir el objetivo que nos hemos propuesto. Ese proceso que define la intensidad con la que hacemos las cosas, la dirección que tomamos al hacerlas y la persistencia y constancia con que las hacemos. Esa conducta tiene varias características:

La dirigimos hacia una meta que queremos conseguir, por tanto es

.

Gastamos mucha energía en lograr el objetivo, es fuerte y persistente.

Nos da fuerza interior que nos impulsa a dominar la situación y tener éxito

La motivación interior tiene mucho valor para nosotros aunque de cara a los demás carezca de sentido. Es nuestro amor propio y nuestra fuerza de voluntad.

Las mejores fuentes de motivación intínseca: Necesidad de logro y de auto-realización.

La necesidad de logro.Tiene mucho que ver con el impulso de superación. Es realizar una tarea por la satisfacción de hacerla y por que al hacerla perfeccionamos y adquirimos determinada cualidades o capacidades.

  • Te hace ser innovador y emprendedor.
  • Buscas la excelencia confiando en tu esfuerzo
  • Tienes que ser persistente para alcanzar tus objetivos.

La auto-realización se consigue generando oportunidades para desarrollar el talento y exprimir tu potencial al máximo

Vivir sin motivación nos hace entrar en un mundo que nos vuelve robots, donde todo esta preestablecido y mecanizado, donde nos olvidamos de nosotros mismos y nuestra esencia y propósito de vida, ser felices. La motivación nos guía para conseguirlo. En ella esta la clave de por qué hay personas que logran lo que se proponen mientras que otras se arriesgan a vivir la vida que tienen, a pesar de no estar satisfechos con ella.

La motivación está dentro de ti.

«Nadie puede salvarte sino tú mismo y mereces salvarte. No es una guerra fácil de ganar, pero si algo merece la pena ganar es esto»

                                                                                                  -Charles Bukowski-

Solo nosotros podemos hacer realidad nuestros sueños, nadie vendrá a hacerlo. Cada día es una dura batalla, donde sabemos que habrá derrotas, pero también éxitos que aumentan nuestra motivación. Los sueños no son fáciles de lograr, dejarían de ser sueños si así fuere, pero merece la pena luchar para conseguirlos.

«Si crees totalmente en ti mismo, no habrá nada que esté fuera de tus posibilidades»

                                                                                                  -Wayne Dyer-

Déjanos tus datos

Tu nombre *

Tu correo electronico *

Tu telefono *

¿Quieres que te llamemos?

Contacta con nosotros

Agradecimientos.
Anna Ma. Martínez  – Tel.678.450.322  Fotografía

Dirección:
Av. Francesc Macia 165  08800 Vilanova i la Geltru (Barcelona)
Tel: 646.024.189
E-mail: info@manelmarina.es

Todos los derechos reservados ® ManelYMarina 2019

Tu nombre *

Tu correo electronico *

Tu telefono *