COMO DIRIGIR TU VIDA HÁBITOS PARA CONSEGUIRLO

COMO DIRIGIR TU VIDA HÁBITOS PARA CONSEGUIRLO

COMO DIRIGIR TU VIDA HÁBITOS PARA CONSEGUIRLO 150 150 Manel y Marina

Nuestra vida tal y como es hoy en día es la suma de nuestros hábitos. Al repetir cada pensamiento y cada acción como rutina diaria, estamos dando forma a lo que es actualmente nuestra vida. La motivación, la felicidad y el éxito son el resultado directo de la suma de todos estos hábitos. El gran inconveniente es que tendemos a asumir todos estos hábitos de forma totalmente inconsciente. Eso da pie a que ciertas rutinas  negativas de comportamiento entren sin que nos demos cuenta y una vez establecidas nos es bastante difícil eliminarlas de nuestra vida.

Tardamos aproximadamente 21 días en adquirir un hábito. Esto significa que si somos capaces de repetir una y otra vez un comportamiento beneficioso durante al menos tres semanas, formaremos un hábito.

“Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia entonces, no es un acto, es un hábito” Aristóteles.

Algunos hábitos nos costaran más de arraigar que otros, pero una vez los tengamos establecidos, seremos capaces de utilizar ese comportamiento positivo con facilidad. Lo que necesitamos es tener “fuerza de voluntad” y persistir en la creación de un nuevo hábito.

Primero tenemos que identificar los hábitos no productivos y perjudiciales que tenemos, esto nos permitirá poder cambiarlos por otros más beneficiosos.

Decide que quieres hacer.

Es decir, decide tus objetivos. Si no decides adónde quieres ir, llegaras a otro sitio que quizás no te guste.

Define por escrito 5 objetivos, no más. Piensa en ti mismo, en tu familia, en el trabajo (por este orden) y fíjate objetivos para cada uno de ellos.

Tus objetivos deben ser motivadores, claros, cuantificados, con unos plazos de realización, compatibles entre ellos y alcanzables.

Escríbelos y mantenlos a la vista: te inspiraran y te guiaran.

Cuando tengas dudas de cómo reaccionar, tus objetivos te permitirán responder del modo más adecuado. Serán tu norte y tu guía.

No tengas miedo a fracasar, el fracaso es una parte importante de nuestra vida, si no fallamos no avanzamos. A pesar de que hemos fallado una y otra vez en el pasado, no entendemos bien este concepto. Solo vemos los aspectos negativos de un fracaso, por lo que tenemos miedo a ello. A la larga cada fracaso te ayuda a ser un poco mejor, lo que te permite crecer como persona y hacer que se te presenten nuevas oportunidades. Muchas personas de éxito lo deben al hecho de que nunca han permitido que el fracaso pudiera con ellos.

“La eficacia no es cuestión de tiempo, sino de brújula. Saber adónde vas.”

Que debes hacer para conseguirlo

Recuerda que solo cosecharas lo que siembres. Separa tus objetivos por etapas, establece planes y proyectos para lograrlo. Asume que no puedes llegar a todo. Esto te obligara a decidir, tienes todo el tiempo que quieras, pero el día solo tiene veinticuatro horas. Cuantifica, fija fechas, si quieres que ocurra algo, asígnale un tiempo.

Tus proyectos y planes son eslabones que te conducirán a tus objetivos. Piensa que las tareas más grandes al desglosarlas se vuelven asequibles. No tengas miedo a equivocarte.

El pasado no se puede cambiar, lo que sucedió no se puede deshacer. Aun así, el hecho de pensar acerca de nuestros errores y fracasos del pasado nos atormenta. No te lamentes de tus errores, No permitas que tu pasado haga que ignores las oportunidades que se presentan en el presente y que estas construyendo. Entiende que la suma de tus errores y fracasos han hecho la persona que eres hoy. Sin todas estas experiencias habrías sido menos fuerte de lo que eres actualmente.

Deja de quejarte y aprende que cometer errores forma parte de tu aprendizaje. Programa tiempo para pensar, para innovar, para formarte y para ti, para cuidar tu cuerpo y tu mente. Necesitas un tiempo personal, de descanso y de diversión.

Comienza por lo más importante.

Evita la tentación de empezar antes por lo que es corto, cómodo, agradable y conocido. Es tentador porque suele ser gratificante. Pero también suele ser poco importante.

Anticipa lo importante antes de que se convierta en urgente. Adelántate a los problemas porque si llegan antes que tu tendrán ventaja. Las urgencias malgastan el tiempo, nos conducen a soluciones poco elegantes y producen estrés.

Prioriza: Tu tiempo debe estar presidido por lo importante. El 20% de nuestras actividades produce el 80% de nuestros resultados. Dedica al menos dos tercios de tu tiempo a lo que es importante que aún no es urgente. Porque así evitaras que se convierta en urgente y encontraras mejores soluciones para lo que verdaderamente es primordial.

Cuando tienes una verdadera y ambiciosa visión de lo que deseas, tu enfoque comienza a alejarse de las dificultades que conlleva realizar esa tarea  y se centra en lo que realmente importa, que es como realizarla para ver cumplido  el objetivo que quieres conseguir.

Si lo fundamental es difícil y cuesta, aíslate.  Centra y enfoca tu atención en lo que es importante. Las interrupciones pueden multiplicar por 20 el tiempo que te lleve una tarea. Recuerda: “Donde va tu enfoque va tu energía”.

Asigna un tiempo para cosa y apóyate en los demás

Programa a cada tarea que realices el tiempo adecuado, y no más. Si le asignas poco te pillarás los dedos, te saldrá mal o tendrás que repetirla. Si por el contrario asignas demasiado tiempo, lo consumirá. Pero ten en cuenta que todo lleva más tiempo de lo que en un principio parece.

Aprende a buscar la perfección en el conjunto y no en cada tarea. El conjunto incluye lo económico, lo social, lo afectivo… tu vida

Programa tu tiempo y no las tareas, no lo agotes, sabes que saldrán imprevistos y tienes que poder reaccionar.

Apóyate en los demás, implica a la gente que tienes a tu alrededor para que estén a tu lado.

Se agradecido, la gratitud es un hábito muy simple pero muy potente que puede tener un profundo impacto en tu vida. Cultivar el hábito de la gratitud te ayuda a redescubrir la belleza que puedes encontrar en la vida. Ser agradecido te permitirá desarrollar una apreciación más profunda de las pequeñas cosas que hay en la vida.

Ten paciencia, nadie es perfecto, ayuda a quien está a tu lado y te ayudaras a ti mismo. Solo no conseguirás nada, si quieres conseguir lo que te propones busca apoyos constantemente.

Sigue tu estrategia

Prepara minuciosamente los pasos a seguir, lo que quieres hacer. Traza un plan de actuación diario. Esto te hará avanzar en tu cambio y te llevara a alcanzar tus objetivos. Planifica cada acción. Inicia tu día de acuerdo con tu planificación y sigue tu programa.

Si  tienes planificado cada día al levantarte, hacer 10 minutos de ejercicios de (estiramientos, yoga. Qigong…) y después ducharte, arreglarte y desayunar. No te muevas ni un ápice del patrón. Comenzaras el día como tú quieres, bajo tu control.

Actúa según tu iniciativa y criterio, acepta un cambio solo cuando entiendas que te interesa y beneficia.

Aprende a decir no cuando sabes que es lo correcto. Se amable pero no a costa de abandonar tus prioridades.

No dejes las cosas para luego. No pospongas lo que es difícil o te desagrada, sobre todo si es importante. Cuanto antes te lo quites de encima mejor te sentirás.

Haz de la motivación un hábito, es un fuego interno. Nadie externo va a ser capaz de motivarte, solo puedes hacerlo tú mismo. Solo tú eres responsable de tu motivación.

Decide a tiempo. Evita la tentación de acopiar más información en busca de la seguridad. No dejes que se escape el tren, quizás el siguiente no lleva el mismo destino.

Concéntrate en una sola cosa

Estar ocupados nos hace sentir bien, pero esta actividad se acaba convirtiendo en una trampa, estamos tan enfrascados en lo que se hace que olvidamos para que se hace. Solo podemos ocuparnos eficazmente de una sola cosa a la vez. La dispersión lleva al estrés. Saltar de una cosa a la otra alarga el tiempo que ocupan  ambas cosas.

Céntrate en una sola cosa, aprende de ella y hazla bien. El fundamento de nuestro éxito personal lo encontramos en aprender de cada cosa que hacemos. Esto facilita nuestro crecimiento como persona y mantiene nuestra mente en constante desafío. No solo nos va a animar a conseguir nuestros objetivos, sino que nos ayudara a luchar contra la complacencia.

Tenemos que alimentar la curiosidad que nos lleva a apreciar el valor de las cosas.

Haz del aprendizaje un hábito. Abraza la mentalidad de ser un estudiante de la vida. Usa este hábito para educarte de forma autodidacta para poder avanzar en la vida y desarrollar nuevas habilidades.

Pero recuerda, solo podemos hacer bien una cosa a la vez, no nos podemos dispersar en mil y una historias. No podemos aprender de lo que hacemos si no nos centramos en lo que estamos haciendo.

Hazte la vida más fácil

Tu tiempo es vida, lo necesitas para todo lo que quieras hacer o disfrutar, no lo malgastes.

Cuida tu cuerpo, es tu herramienta básica.

Cuida tu ánimo, es tu energía y tu fuerza. Aprende a evitar las preocupaciones y el estrés: deterioran y cansan, debilitan.

Medita. La meditación es uno de los hábitos más poderosos. Que posiblemente podamos desarrollar. No solo es un hábito simple que se puede practicar en cualquier lugar y momento, si no que los beneficios que te proporciona son inmediatos. Alivia el estrés, mejora la concentración y la memoria. Y lo más importante es que nos permite realizar cambios importantes en nuestra vida y en eso estamos…no?

Recuerda:

“Lo único que no se recupera nunca en la vida cuando se pierde es el tiempo transcurrido” Confucio

La vida es una gran aventura y siempre vale la pena vivirla.

Hagas lo que hagas, lo estás haciendo por qué quieres hacerlo

Imagina lo que podría ser tu vida si te atrevieras a cambiar.

Si este artículo te ha parecido valioso te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales de abajo. Con ese simple gesto me estarás ayudando a seguir adelante con el blog. ¡Muchas gracias!

Compartir en:

Déjanos tus datos

Tu nombre *

Tu correo electronico *

Tu telefono *

¿Quieres que te llamemos?

Contacta con nosotros

Agradecimientos.
Anna Ma. Martínez  – Tel.678.450.322  Fotografía

Dirección:
Av. Francesc Macia 165  08800 Vilanova i la Geltru (Barcelona)
Tel: 646.024.189
E-mail: info@manelmarina.es

Todos los derechos reservados ® ManelYMarina 2019

Tu nombre *

Tu correo electronico *

Tu telefono *